Una técnica innovadora aplicada a una solución clásica.
La mecánica de control permite un movimiento controlado en todas las fases, desde el desplazamiento suave de las puertas, la rotación dinámica y el movimiento de cierre automático. Gracias al amortiguador de rotación y REVOfit esto se convierte en una experiencia individual. REVOfit permite ajustar la velocidad de cierre con un solo movimiento y sin herramientas. Con las baldas regulables en altura, se aprovecha al máximo el espacio. Para ganar un poco más de espacio, se puede colocar una tercera balda para sartenes.
Ventajas:
– Al abrir los frentes de puerta desaparecen en el interior del mueble.
– Regulación gradual de las alturas de los estantes.
– El espacio se aprovecha de manera óptima, ideal para cazuelas altas y pequeños electrodomésticos.